Nuestra HistoriaPrincipios de siglo

Desde los comienzos…

A principios del siglo pasado nuestra familia se instaló en Madrid dedicándose, en sus inicios, a la venta de huevos y evolucionando en sucesivas generaciones a la venta al detalle, más tarde al mayor, de todo tipo de productos avícolas. Se vivieron tiempos difíciles, las estructuras comerciales e industriales eran precarias debido a la situación del sector y a una demanda poco exigente. No obstante, se apostó por mejorar las instalaciones y los medios de transporte, en un principio isotermos y más tarde frigoríficos. Estas decisiones fueron muy bien acogidas por nuestros clientes. A lo largo de todo este tiempo hemos dedicado grandes esfuerzos en mejorar e invertir en calidad y servicio.


Chickengar

En 1982 se funda Chickengar, s.a. Nos instalamos definitivamente en San Fernando de Henares con más de 1.000 metros disponibles. Seleccionamos a los mejores proveedores para garantizar la calidad de nuestros productos de despiece, así ampliar la cartera de clientes. El mejor activo de Chickengar siempre ha sido su equipo, un equipo de personas dedicadas y motivadas.

Día a día se fueron ampliando y mejorando las instalaciones, con nuevos equipos de frío en salas de despiece, elaboración, sala blanca y en nuestro módulo en MercaMadrid.


¿Dónde estamos ahora?

Hoy, además de la distribución de todo tipo de productos avícolas, los elaboramos y transformamos, ofreciendo productos naturales que dan solución al profesional y al consumidor final. Nuestras bases radican tanto en las garantías cuantitativas como cualitativas del producto que ofrecemos, como en la atención al cliente.

Delegación en Mercamadrid

Nave de Polivalencia MÓDULO 33
Tel: 91 786 27 94
email: merca@chickengar.com

Dónde EstamosContacta con nosotros

 

Formulario de Contacto

Información

Venta al por mayor de huevos, aves y caza 

Dirección

CHICKENGAR
Calle de la Sierra de Guadarrama, 29 28830 Polígono de San Fernando de Henares Madrid
Delegación MERCAMADRID
Nave polivalencia Módulo 33

Localizarnos